Formación en Planes de Emergencia

El artículo 20 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, en relación con la formación en medidas de emergencia dice:

“El empresario, teniendo en cuenta el tamaño y la actividad de la empresa, así como la posible presencia de personas ajenas a la misma, deberá analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores, designando para ello al personal encargado de poner en práctica estas medidas y comprobando periódicamente, en su caso, su correcto funcionamiento. El citado personal deberá poseer la formación necesaria, ser suficiente en número y disponer del material adecuado, en función de las circunstancias antes señaladas.”

Éste es uno de los casos en los que la renovación de la formación teórica y práctica (simulacros) es más útil, puesto que con ello se puede disminuir al máximo el tiempo de intervención y ver las diferentes situaciones de emergencia que se pueden presentar según las características técnicas y organizativas de cada edificio. 

En la mayoría de los edificios de la Universidad de Zaragoza se realizan los simulacros de incendios con evacuación completa del edificio con una periodicidad anual. Por este motivo se renueva anualmente la formación práctica de muchos integrantes universitarios. 

No obstante, es importante la renovación periódica de la formación teórico-práctica de los trabajadores, ya que todos ellos tienen funciones en el Plan de Emergencias de su edificio (recogidas en el Plan de Autoprotección).

Cuando el administrador/a del edificio detecte cambios importantes en el personal adscrito a las conserjerías de sus edificios, o se produzcan cambios importantes en sus medios y condiciones de protección contra incendios, solicitará a la UPRL la renovación de la formación del Plan de emergencia para estos trabajadores.

Mientras los cambios de personal no sean grandes, el/la jefe de servicio o unidad será el encargado de explicar al nuevo trabajador las funciones que este tiene en el desarrollo de una emergencia en su edificio.

Para el personal de conserjería, el/la jefe de conserjería será el encargado de poner al día al nuevo trabajador sobre la manera de proceder en caso de emergencia y evacuación del edificio, enseñándole el manejo básico de la central de incendios, los pulsadores de alarma y el uso de las sirenas (completando así de manera práctica la información recibida desde la UPRL, hasta que se programe un curso nuevo).

El resto de colectivos implicados en el desarrollo de una evacuación de edificio (reprografía, bibliotecas, laboratorios, administración, profesorado…) consultarán sus funciones y la manera de actuar a su responsable, en el PoPRL-GEM-01: Procedimiento de Gestión de las Emergencias en la Universidad de Zaragoza y en su Plan de Autoprotección. Participarán en los cursos de formación que se planifiquen para su edificio en materia de emergencias. 

Los cursos de formación para los equipos de emergencia se convocan desde el servicio de PAS, en la sección de Selección y Formación. Están abiertos a todos los usuarios del edificio pero son obligatorios para el personal designado en el Plan de Emergencias. La UPRL ofrecerá a la contrata de seguridad la posibilidad de acudir a estos cursos para que conozcan el plan específico de cada edificio. 

Los cursos de formación se componen de una parte teórica en la que se dará la información básica acerca de los riesgos del edificio que pueden dar lugar a una emergencia, y en la que se hará hincapié en el riesgo de incendio. Si es posible y la UPRL lo estima necesario, también se dará formación práctica acerca del manejo de los medios de protección contra incendios. Además, en estos cursos se propondrán ejercicios teórico-prácticos de evacuación total del edificio para aplicar los conceptos aprendidos en la parte práctica. 

En edificios pequeños o de escasa ocupación, la UPRL estimará si es necesario o no un curso de formación de este tipo o es preferible una formación menos teórica, centrándose en ofrecerles una formación más práctica de la evacuación de su edificio. 

Una vez formados los equipos de emergencias en un edificio, la UPRL decidirá si ya es posible llevar a la práctica el primer simulacro de incendio con evacuación completa del edificio, para afianzar lo aprendido. Estos simulacros se repetirán anualmente.

Los cursos de formación sobre el Plan de Emergencias se renovarán cuando se hagan cambios sustanciales en el plan o en la legislación que les aplica.