Universidad de Zaragoza
:: UNIVERSIDAD :: ESTUDIOS :: INVESTIGACION :: REL.INTERNACIONALES ::
decorativo Vicegerencia de Recursos Humanos
decorativo Foto Foto Foto Foto Foto Foto
decorativo
decorativo
decorativo
decorativo Estás en: Inicio >
decorativo
decorativo
decorativo
decorativodecorativoOrganizacióndecorativo
decorativo
decorativo*Ergonomía y Psicosociología Aplicadadecorativo
--------
decorativo*Formación en Prevencióndecorativo
--------
decorativo*Higienedecorativo
--------
decorativo*Seguridaddecorativo
--------
decorativo*Vigilancia de la Saluddecorativo
--------
decorativo*Comité de Seguridad y Saluddecorativo
--------
decorativodecorativoUtilidadesdecorativo
decorativo
decorativo*Comunicaciones con la UPRLdecorativo
--------
decorativo*Coordinación de Actividades Empresarialesdecorativo
--------
decorativo*Desfibriladoresdecorativo
--------
decorativo*Equipos de Protección Individualdecorativo
--------
decorativo*Evaluaciones de riesgosdecorativo
--------
decorativo*Informacióndecorativo
--------
decorativo*Manual de Procedimientosdecorativo
--------
decorativo*Noticias sobre salud laboraldecorativo
--------
decorativo*Plan de Prevención de Riesgos Laboralesdecorativo
--------
decorativo*Planes de Autoproteccióndecorativo
--------
decorativo*Planificación y Memoria de Actuacionesdecorativo
--------
decorativo*Publicacionesdecorativo
--------
decorativodecorativoAccidentes Laboralesdecorativo
decorativo
decorativo*Informacióndecorativo
--------
decorativo*Comunicación de Accidentesdecorativo
--------
decorativodecorativoInformación para estudiantesdecorativo
decorativo
decorativo*Estudiantesdecorativo
--------
decorativodecorativoJornadas de Prevención de Riesgos Laboralesdecorativo
decorativo
decorativo*Informacióndecorativo
--------

decorativo
decorativo Equipos de protección individual en los laboratorios decorativo decorativo decorativo


Los Equipos de Protección Individual en los laboratorios

Un equipo de protección individual es cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos y que pueda aumentar su seguridad o su salud en el trabajo, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.

El uso de equipos de protección individual es una medida de prevención de carácter excepcional, a la que tan sólo se debe recurrir cuando se han agotado todas las vías alternativas que preceptivamente se deben implantar con carácter prioritario para eliminar el riesgo. También debe contemplarse el uso de estos equipos como complemento de otras actuaciones que, tras haber sido implantadas, no garantizan un control suficiente de la situación de riesgo y, así mismo, provisionalmente, mientras se adoptan las medidas correctoras colectivas.

Los Equipos de Protección Individual y la legislación

La Unión Europea ha desarrollado legislación, dirigida a los fabricantes o a sus representantes legalmente establecidos en la Comunidad, que regula la comercialización y libre circulación de los EPI (Real Decreto 1407/1992), y disposiciones, dirigidas a los empresarios, que regulan la utilización de los EPI (Real Decreto 773/1997).

Real Decreto 1407/1992

Regula las condiciones para la comercialización y libre circulación intracomunitaria de los EPI. Se establecen unos requisitos de idoneidad para que los EPI, cuando satisfagan las exigencias requeridas, se comercialicen identificándolos con la marca CE. Así mismo, establece que el fabricante tiene la obligación de elaborar y entregar al usuario un folleto informativo sobre la correcta utilización y conservación del equipo.
El fabricante debe certificar que el EPI comercializado cumple lo dispuesto en este Real Decreto estampando en cada EPI el marcado de conformidad CE, como declaración de conformidad.

Real Decreto 773/1997

Regula las disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización de EPI por los trabajadores. Establece las obligaciones generales del empresario, los criterios para el empleo y las condiciones que deben reunir los EPI, su elección, utilización, etc.

NTP 517, NTP 518

Prevención del riesgo en el laboratorio. Utilización de equipos de protección individual (I, II)

La gestión de los Equipos de Protección Individual

Antes de la elección de una prenda de protección personal como medida de protección frente a una determinada situación de riesgo, se deben analizar los siguientes aspectos.

Necesidad de uso

Como ya hemos dicho, debe estudiarse, en primer lugar, la posibilidad de eliminar la situación de riesgo mediante el empleo de técnicas de protección colectiva u otras medidas organizativas.

Se deberá recurrir al uso de prendas de protección personal en los siguientes casos:

  • Cuando se han agotado todas la vías alternativas que preceptivamente deben implantarse con carácter prioritario (de prevención, protección colectiva u organizativa).
  • Como complemento de las medidas anteriores cuando su implantación no garantiza un control suficiente del riesgo.
  • Provisionalmente, mientras se adoptan las medidas de protección colectiva.
  • Siempre en tareas de rescate o en situaciones de emergencia.

Selección

El empresario tiene la obligación de proceder a una minuciosa apreciación de las características de los EPI para evaluar en qué medida cumplen con los requisitos exigibles. Entre ellas están:

  • Grado necesario de protección que precisa una situación de riesgo.
  • Grado de protección que ofrece el equipo frente a esa situación.
  • Ser adecuado a los riesgos contra los que debe proteger, sin constituir, por sí, un riesgo adicional.
  • Evitar, en lo posible, que el EPI interfiera en el proceso productivo.
  • Tener en cuenta las exigencias ergonómicas y de salud del trabajador.
  • Adecuarse al usuario tras los ajustes requeridos.
  • Contemplar la posible coexistencia de riesgos simultáneos.

Adquisición

Al elegir el EPI, hay que tener en cuenta el folleto informativo del fabricante que contiene los datos relativos al almacenamiento, uso, limpieza, mantenimiento, desinfección, etc. del mismo. Es conveniente probar las prendas de protección en el lugar de trabajo antes de comprarlas.

Distribución

La distribución de los EPI debe ser personalizada, ya que deben ajustarse a las características anatómicas de cada trabajador. Cada usuario debe ser instruido sobre las características de los equipos que se le entregan, siguiendo las indicaciones que se le han dado al respecto, y debe ser responsable de su mantenimiento y conservación.

Supervisión

Es imprescindible la intervención del Servicio o del Técnico de Prevención en el proceso que va desde la elección hasta la correcta utilización o conservación del EPI para conseguir resultados óptimos del equipo necesario ante un riesgo.

El Servicio de Prevención debe estar al corriente de los problemas que se presentan en la utilización de protecciones personales y de la forma correcta de utilización. El Servicio de Prevención debe controlar que no haya excepciones en las zonas en las que el uso de los EPI sea obligado.

Consulta a los trabajadores

En todas las etapas de gestión de los equipos de protección individual, el empresario consultará a los trabajadores, sea directamente o a través de sus delegados de prevención. Los Equipos de protección individual más utilizados en el laboratorio son los protectores de la piel, de los ojos, de las vías respiratorias y de las manos y los brazos. Aunque es evidente que, en ciertas circunstancias puede requerirse en un laboratorio la utilización de protecciones auditivas (en un laboratorio con riesgo de trauma sonoro) o de todo el cuerpo (en un laboratorio de seguridad biológica nivel 4), se trata de casos especiales que no se tratan aquí.


GUANTES De uso general, impermeables frente a soluciones acuosas y muestras biológicas (sangre y orina)
Específicos para diferentes productos químicos y específicos para distintas características físicas (cortes, calor, frío)
GAFAS Frente a proyecciones: con y sin protección lateral
Frente a radiaciones
VISERAS De protección facial contra proyecciones de líquidos
MASCARILLAS Para polvo, partículas y gérmenes, y antiolor
DELANTALES Impermeables utilizados para trasvases y operaciones especiales (digestiones)

Diferentes tipos de EPI utilizados en el laboratorio

Los equipos, elementos de protección, batas, etc. que no tengan la consideración de equipos de protección individual por no llevar la marca CE, se considerarán ropa de trabajo.

El proceso de selección del EPI consta fundamentalmente de los siguientes pasos:

Protección de ojos y cara contra riesgos mecánicos y radiaciones no ionizantes

Los equipos destinados a la protección de la cara y los ojos permiten protegerse frente a los riesgos causados por proyecciones de partículas sólidas, proyecciones de líquidos (corrosivos, irritantes) y exposición a radiaciones ópticas (infrarrojo, ultravioleta, láser). Se pueden clasificar en dos grandes grupos: pantallas y gafas

Los equipos de protección personal de ojos y cara suelen encuadrarse en alguno de los siguientes tipos:

  1. Protectores faciales o pantallas: Cubren la cara del usuario, no solamente los ojos. Aunque existen, en orden a sus características intrínsecas, dos tipos de pantallas, faciales y de soldadores, en los laboratorios normalmente sólo son necesarias las pantallas faciales, que pueden ser con visores de plástico, con tejidos aluminizantes o reflectantes o de malla metálica. Si su uso está destinado a la protección frente a algún tipo de radiaciones deben están equipadas con visores filtrantes a las mismas.

  1. Protectores oculares o gafas: Las gafas tienen el objetivo de proteger los ojos del trabajador. Para que resulten eficaces, requieren combinar junto con unos oculares de resistencia adecuada, un diseño o montura o bien unos elementos adicionales adaptables a ella, con el fin de proteger el ojo en cualquier dirección. Se utilizan oculares filtrantes en todas aquellas operaciones en las que haya riesgo de exposición a radiaciones ópticas como ultravioleta, infrarrojo o láser. Considerando el tipo de montura se pueden agrupar en:
    • Gafas de montura tipo Universal: Las “gafas tipo Universal” son aquellas con montura semejante en diseño a las gafas normales usadas por las personas amétropes, permitiendo emplear cristales correctores securizados en caso necesario. Este tipo de gafas, y de acuerdo con el final que están destinadas, van provistas de protectores laterales. El sistema de sujeción de las mismas se realiza generalmente por medio de varillas o patillas.
    • Gafas de montura tipo Integral: Las “gafas tipo Integral” son aquellas en las que la montura y los protectores laterales forman una sola pieza. En este tipo de gafas queda un espacio libre entre el ocular, que en este caso suele ser único, y la cara del usuario, de tal forma que, en determinados casos y siempre que sea necesario, se puedan emplear sobreponiéndolas a las gafas correctoras.
    • Gafas tipo Cazoleta: En las “gafas de Cazoleta” también forman un todo
      la montura y las protecciones laterales, pero tienen la particularidad de encerrar cada ojo por separado. La unión de ambas cazoletas se realiza mediante una cadenilla o un puente nasal rígido, según sea el diseño o el material de las cazoletas. En este tipo de gafas el sistema de sujeción consta habitualmente de bandas elásticas.
    • Gafas adaptables al rostro: En algunos trabajos las prestaciones que se piden a las gafas incluyen la hermeticidad al rostro del usuario; para conseguirla las más indicadas son las denominadas de “montura adaptable al rostro”. En ellas, la montura es de forma y características de
      flexibilidad tales que se ajustan adecuadamente a la cara del usuario sin originar molestias indeseadas.

Protección de la piel contra sustancias químicas peligrosas y agentes biológicos

El objetivo de estos equipos es impedir el contacto y penetración de sustancias tóxicas, corrosivas o irritantes a través de la piel, especialmente a través de las manos que es la parte del cuerpo que más probablemente puede entrar en contacto con los productos químicos. Sin embargo, no debe despreciarse el riesgo de impregnación de la ropa, que se puede prevenir empleando delantales, mandiles y protección adecuada a las características de peligrosidad del agente químico manipulado. En caso de contacto con el producto debe procederse al lavado inmediato de la protección y si se ha impregnado la ropa de trabajo, quitársela inmediatamente y proceder asimismo a su lavado.

Ante la posibilidad de contacto dérmico, la utilización de los guantes, es en muchas ocasiones el sistema de prevención más utilizado.

Los guantes de seguridad se fabrican en diferentes materiales (PVC, PVA, nitrilo, látex, neopreno, etc.) en función del riesgo que se pretende proteger. Para su uso en el laboratorio, además de la necesaria resistencia mecánica a la tracción y a la perforación, es fundamental la impermeabilidad frente a los distintos productos químicos. Téngase en cuenta que la utilización de guantes no impermeables frente a un producto, si hay inmersión o contacto directo importante, no solamente no protege sino que incrementa el riesgo. Por estos motivos a la hora de elegir un guante de seguridad es necesario conocer su idoneidad, en función de los productos químicos utilizados, mediante el correspondiente certificado de homologación que debe ser facilitado por el suministrador.

Protección de las vías respiratorias contra partículas, sustancias químicas peligrosas y agentes biológicos

Los equipos de protección individual de las vías respiratorias son aquellos que tratan de impedir que el contaminante penetre en el organismo a través de esta vía. Técnicamente se pueden clasificar en equipos dependientes e independientes del medio ambiente.

1. EQUIPOS DEPENDIENTES DEL MEDIO AMBIENTE

Son equipos que utilizan el aire del ambiente y lo purifican, es decir retienen o transforman los contaminantes presentes en él para que sea respirable. Estos equipos no pueden utilizarse cuando el aire es deficiente en oxigeno, cuando las concentraciones de contaminante son muy elevadas o se trata de sustancias altamente tóxicas o cuando existe el peligro de no detectar su mal funcionamiento (por ejemplo, un gas sin olor como el monóxido de carbono).
Presentan dos partes claramente diferenciadas: el adaptador facial y el filtro. El adaptador facial tiene la misión de crear un espacio herméticamente cerrado alrededor de las vías respiratorias, de manera que el único acceso a ellas sea a través del filtro. Existen tres tipos: la máscara, la mascarilla y la boquilla.

  • Máscara. Cubre la boca, la nariz y los ojos. Debe utilizarse cuando el contaminante es un irritante, para evitar su efecto sobre la mucosa ocular o en cualquier caso cuando pueda penetrar a través de ella

  • Mascarilla. Cubre la nariz y la boca exclusivamente.

  • Boquilla. Ofrece una conexión entre la boca y el filtro y dispone de un sistema que impide la entrada de aire no filtrado por la nariz (pinza). Su utilización se limita exclusivamente a situaciones de emergencia.

Los adaptadores deben tener, entre otras, las siguientes propiedades: máxima hermeticidad, mínima resistencia al paso del aire, máxima visibilidad en las máscaras y máximo confort de utilización.

    • Los filtros tienen la misión de purificar el aire y eliminar la contaminación. Se clasifican en tres clases: mecánicos, químicos y mixtos.
    • Los filtros mecánicos retienen el contaminante, impidiendo el paso por mecanismos físicos. Se utilizan para polvo, humo o aerosoles.
    • Los filtros químicos realizan su misión filtrante disponiendo en su interior de alguna sustancia química que retiene el contaminante, adsorbiéndolo, o reaccionando con él. Los filtros químicos son específicos para una sustancia o grupo de sustancias de parecidas características químicas.
    • Los filtros mixtos realizan combinadamente la acción de los filtros mecánicos y de los químicos

Considerando la resistencia al paso del aire y la permeabilidad al contaminante, los filtros se clasifican en varias categorías. La resistencia al paso del aire se mide como la pérdida de carga, de manera que cuanto más pequeña es, más cómoda resulta la utilización del filtro. La permeabilidad al contaminante se denomina también penetración, que es la concentración del contaminante que es capaz de atravesar el filtro. La clasificación otorga la mejor categoría o clase a los filtros cuya pérdida de carga y penetración es menor.

Otra característica de los filtros es su «vida media», que es el tiempo que tarda un filtro en alcanzar la máxima penetración admisible para una concentración conocida. Es un valor de referencia, aunque poco útil en la práctica, donde no se suele conocer la concentración del contaminante en aire.

La mascarilla autofiltrante es un tipo especial de protector respiratorio que reúne en un solo cuerpo inseparable el adaptador facial y el filtro. No son adecuadas para la protección de gases o vapores. Debido a su bajo peso y poca pérdida de carga las hace más cómodas que las mascarillas convencionales.

2. EQUIPOS INDEPENDIENTES DEL MEDIO AMBIENTE

Estos equipos se caracterizan porque el aire que respira el usuario no es el del ambiente de trabajo y se clasifican en: semiautónomos y autónomos.

  • Equipos semiautónomos utilizan el aire de otro ambiente diferente al de trabajo, no contaminado y transportado a través de una canalización (manguera) o proveniente de recipientes a presión no portátiles. Disponen de un adaptador facial, generalmente tipo máscara, y una manguera. El aire puede ser aspirado a voluntad a través de la manguera o suministrado a presión mediante un compresor o botellas de aire comprimido. Estos equipos se utilizan en trabajos con muy altas concentraciones de contaminante o pobres en oxigeno.

  • Equipos autónomos son aquellos en los que el sistema de aporte de aire es transportado por el usuario. Su utilización está indicada en los casos en que el aire es irrespirable y se requiere autonomía y libertad de movimientos.
    El uso de estos equipos en el laboratorio no es habitual, excepto en casos muy especiales, como el trabajo en laboratorios con riesgo biológico nivel 4 o en ambientes con contaminación radioactiva importante. Sin embargo, la presencia de equipos autónomos para emergencias y operaciones de salvamento sí que suele ser habitual en el laboratorio.

EPI frente al riesgo biológico

Mención aparte merecen los equipos destinados a la protección frente al riesgo biológico. A este respecto cabe hacer las siguientes consideraciones:

En primer lugar, existe una marcada tendencia a confundir los equipos destinados a evitar la contaminación de material estéril (protección del producto) con los destinados a la protección del trabajador. En consecuencia, cuando exista riesgo biológico deberá establecerse un protocolo de utilización de EPI que responda a una protección efectiva frente al mismo, combinado, en su caso, con el correspondiente a mantener la asepsia del material o muestra.

En segundo lugar, por lo que hace referencia a la protección dérmica, (ver la norma UNE-EN 374 de 1995) “se cree que los guantes que resisten la penetración”… (cuando se ensayan según el procedimiento establecido para la medida de la permeabilidad frente a un agente químico) …”constituyen una barrera efectiva contra los riesgos microbiológicos”. En consecuencia, los guantes impermeables (existen 6 clases de índices de protección en cuanto a permeabilidad) lo serán también a los microorganismos; así mismo, también se realizan ensayos de comprobación de impermeabilidad de guantes frente a sangre sintética. Cuando exista riesgo de salpicaduras deberán usarse pantallas faciales.

En tercer lugar, la protección respiratoria frente a la inhalación de bioaerosoles implicaría la utilización de equipos de protección respiratoria con filtros HEPA (High Efficiency Particulate Airborne) capaces de retener los microorganismos y que, en consecuencia, esterilizan el aire inhalado a través de ellos. Al no existir en la UE equipos notificados de estas características, se pueden recomendar filtros tipo P3.

Finalmente, en cuarto lugar, debe disponerse de protocolos de desinfección para casos de contaminación. Debe procederse con especial cuidado al utilizar los desinfectantes por ser, en general, productos peligrosos.

OPERACIONES/ACTIVIDADES
RIESGOS (1)
EPI's UTILIZABLES
Manipulación de:
- Disolventes y productos volátiles
- Aparatos a temperaturas elevadas
- Jeringas, material de vidrio y columnas capilares
- Botellas a presión
- Extracciones en frío y en caliente
- Operaciones con vacío
- Inhalación de vapores orgánicos
- Irritación de la piel y vías respiratorias
- Salpicaduras y proyecciones
- Quemaduras
- Incendios
- Cortes y pinchazos
- Contaminación biológica
- Gafas
- Guantes
- Mascarillas
- Pantallas faciales
Manipulación (2) de:
- Material biológico
- Fluidos biológicos
- Animales de experimentación
- Cortes y pinchazos
- Arañazos y mordeduras
- Inhalación de un bioaerosol
- Contacto dérmico
- Guantes
- Mascarillas
- Pantallas faciales
- Manipulación de productos con riesgos específicos - Exposición a cancerígenos, mutágenos y tóxicos para la reproducción
- Exposición a radionucleidos (3)
- Exposición a fibras de amianto y otras
- Gafas
- Guantes impermeables a fluidos biológicos
- Guantes resistentes a cortes y punciones
- Mascarillas
- Pantallas faciales
- Almacén y trasvases - Incendios
- Vertidos
- Salpicaduras
- Equipo autónomo o semiautónomo (4)
- Gafas
- Guantes
- Delantal
- Mascarilla
  1. El estudio de los riesgos asociados a las diferentes operaciones y manipulación de productos que se realizan en el laboratorio permite la elección de los EPI necesarios, su utilización, distribución y mantenimiento.
  2. En este caso no debe confundirse la protección del material, normalmente por cuestiones de esterilidad, de la del trabajador.
  3. Deben estar sujetos a los requerimientos normativos específicos.
  4. Puede considerarse su uso de manera general en el laboratorio para situaciones de emergencia o autosalvamento.

 

UPRL.SeguridadHigiene@unizar.es

decorativo decorativo
decorativo
©2017 Vicegerencia de Recursos Humanos
©2017 Universidad de Zaragoza (Pedro Cerbuna 12, 50009 ZARAGOZA-ESPAÑA | Tfno. información: (34) 976-761000)
decorativo