Universidad de Zaragoza
:: UNIVERSIDAD :: ESTUDIOS :: INVESTIGACION :: REL.INTERNACIONALES ::
decorativo Vicegerencia de Recursos Humanos
decorativo Foto Foto Foto Foto Foto Foto
decorativo
decorativo
decorativo
decorativo Estás en: Inicio >
decorativo
decorativo
decorativo
decorativodecorativoOrganizacióndecorativo
decorativo
decorativo*Ergonomía y Psicosociología Aplicadadecorativo
--------
decorativo*Formación en Prevencióndecorativo
--------
decorativo*Higienedecorativo
--------
decorativo*Seguridaddecorativo
--------
decorativo*Vigilancia de la Saluddecorativo
--------
decorativo*Comité de Seguridad y Saluddecorativo
--------
decorativodecorativoUtilidadesdecorativo
decorativo
decorativo*Comunicaciones con la UPRLdecorativo
--------
decorativo*Coordinación de Actividades Empresarialesdecorativo
--------
decorativo*Desfibriladoresdecorativo
--------
decorativo*Equipos de Protección Individualdecorativo
--------
decorativo*Evaluaciones de riesgosdecorativo
--------
decorativo*Informacióndecorativo
--------
decorativo*Manual de Procedimientosdecorativo
--------
decorativo*Noticias sobre salud laboraldecorativo
--------
decorativo*Plan de Prevención de Riesgos Laboralesdecorativo
--------
decorativo*Planes de Autoproteccióndecorativo
--------
decorativo*Planificación y Memoria de Actuacionesdecorativo
--------
decorativo*Publicacionesdecorativo
--------
decorativodecorativoAccidentes Laboralesdecorativo
decorativo
decorativo*Informacióndecorativo
--------
decorativo*Comunicación de Accidentesdecorativo
--------
decorativodecorativoInformación para estudiantesdecorativo
decorativo
decorativo*Estudiantesdecorativo
--------
decorativodecorativoJornadas de Prevención de Riesgos Laboralesdecorativo
decorativo
decorativo*Informacióndecorativo
--------

decorativo

decorativo Riesgos Biológicos en actividades veterinarias decorativo decorativo decorativo

 

  • Legislación de referencia
  • Definiciones
  • Medidas preventivas para evitar zoonosis

 

Legislación de referencia

Definiciones

El RIESGO BIOLÓGICO PROFESIONAL es aquel riesgo asociado con la exposición a agentes biológicos debido a la actividad profesional, se habla de riesgos biológicos profesionales. Desde este punto de vista se distinguen dos tipos de actividades: aquéllas en las que existe intención deliberada de manipular agentes biológicos, como por ejemplo en los laboratorios de diagnóstico microbiológico, el trabajo con animales deliberadamente contaminados y las industrias en cuyos procesos se utilizan estos agentes en grandes cantidades y las actividades en las que no existe la intención deliberada de manipular agentes biológicos, pero sí puede existir una exposición en un momento dado debido a la naturaleza del trabajo (véase tabla 1).

Trabajos en centros de producción de alimentos
Trabajos agrarios
Actividades en las que existe contacto con animales o con productos de origen animal
Trabajos de asistencia sanitaria, comprendidos los desarrollados en servicios de aislamiento y de anatomía patológica
Trabajos en laboratorios clínicos, veterinarios, de diagnóstico y de investigación, con exclusión de los laboratorios de diagnóstico microbiológico
Trabajos en unidades de eliminación de residuos
Trabajos en instalaciones depuradoras de aguas residuales

TABLA 1 Lista indicativa de actividades en las que puede tener lugar una manipulación no deliberada de agentes biológicos (Real Decreto 664/1997. Anexo I)


La Organización Mundial de la Salud (OMS) define las ZOONOSIS como aquellas enfermedades que se transmiten de forma natural de los animales vertebrados al hombre, y viceversa. Existen además otras enfermedades infecciosas (bacterianas y víricas) que, aunque ordinariamente no se transmiten del hombre a los animales, pueden afectar a ambos, para las cuales también se utiliza el término zoonosis. Se trata de agentes que viven de forma saprofítica en ciertos medios y son fuente de infección tanto para el hombre como para los animales, como por ejemplo la listeriosis.

Las zoonosis pueden clasificarse desde diferentes puntos de vista. A grandes rasgos se pueden distinguir entre zoonosis bacterianas, víricas y parasitarias en función del agente infeccioso de que se trate.

No obstante, nos centraremos en la clasificación realizada por la Organización Internacional de Trabajo (OIT) que, desde el punto de vista profesional, divide a las zoonosis en tres categorías en función del grupo de animales que sirve de fuente de infección principal de la infección humana. Se trata de una clasificación abierta ya que las infecciones se transmiten de un grupo animal a otro y algunas de estas especies pueden incluirse en más de una categoría:

  • Animales domésticos, aves de corral y animales caseros: Constituyen el grupo más numeroso y comprenden infecciones como el carbunco, la brucelosis, la fiebre Q, leptospirosis, tuberculosis etc. Entre el grupo de trabajadores con mayor riesgo de exposición, figuran los ganaderos, granjeros, veterinarios, trabajadores de mataderos, de la lana y el pelo, etc.
  • Animales salvajes y merodeadores o sinantrópicos: Las zoonosis derivadas de este grupo son, entre otras, la peste, la tularemia, la salmonelosis, la leptospirosis, fiebre Q, etc. Los trabajadores con mayor exposición son los cazadores, conservadores de animales salvajes, guardias rurales, leñadores, horticultores y otros trabajadores rurales.
  • Animales de laboratorio: Se incluyen en este grupo enfermedades infecciosas transmitidas principalmente por roedores y conejos de laboratorio, como por ejemplo la salmonelosis, fiebre por mordedura, leptospirosis, etc. No obstante, el uso creciente de primates en el campo de la investigación, ha incrementado las enfermedades transmitidas por este grupo animal, como la enfermedad de Marburg, transmitida con preparados de cultivos celulares a partir de riñones del mono Cercopithecus aethiops (mono verde).

Los trabajadores de los centros veterinarios son un colectivo expuesto a distintos riesgos laborales en su actividad diaria, asociados tanto a la exposición a agentes físicos y químicos como a agentes biológicos (véase tabla 2).

El riesgo de exposición a agentes biológicos deriva del contacto directo con animales o con sus fluidos, esta exposición puede producirse durante la aplicación de tratamientos (cirugía, administración de vacunas y medicamentos, etc.), manipulación de fluidos (sangre, orina, material fecal, placentas, saliva, etc.) y de muestras extraídas para fines diagnósticos y también por contacto con instrumental o materiales contaminados. Por ello, la asistencia veterinaria se puede incluir entre las actividades que no implican la intención deliberada de manipular agentes biológicos o de utilizarlos en el trabajo pero pueden provocar la exposición de los trabajadores a estos agentes (Anexo I del RD 664/1997 sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo).

RIESGOS FÍSICOS Radiaciones ionizantes y radiaciones no ionizantes
RIESGOS QUÍMICOS Anestésicos
Medicamentos veterinarios (agentes antineoplásicos, antibióticos, etc.)
Desinfectantes
Esterilizantes
Productos utilizados en la eutanasia
Productos irritantes y alergénicos
Plaguicidas
Productos de limpieza
RIESGOS BIOLÓGICOS Residuos biológicos (material contaminado, restos de intervenciones, excrementos, etc.)
Cadáveres animales
Restos de autopsias
Pinchazos, cortes, inoculación (accidentes con riesgo biológico)
Manipulación de muestras biológicas
Extracciones de sangre
Exposición a zoonosis
RIESGOS DE SEGURIDAD Recipientes a presión: oxígeno y protóxido de nitrógeno
Equipos eléctricos
OTROS FACTORES DE RIESGO Medidas inadecuadas de contención de los animales
Manipulación de cargas
Desplazamientos (visitas domiciliarias)

Tabla 2. Principales riesgos laborales a los que pueden estar expuestos los trabajadores de los centros veterinarios

Algunas de las enfermedades producidas por agentes biológicos y que pueden contraerse en el mundo laboral son:

  • Brucelosis, que puede afectar a ganaderos, veterinarios y trabajadores de mataderos en contacto con animales infectados,
  • Carbunco, que constituye un riesgo para los trabajadores que manipulan pelo, pieles, lana y derivados de animales infectados,
  • Tétanos en colectivos tan diversos como trabajadores del medio agropecuario, bomberos, forestales o cuidadores de parques y jardines.
ENFERMEDAD
AGENTE CAUSAL
RESERVORIO ANIMAL
Salmonelosis
Salmonella (S. arizonae, S. enteritis, S. typhimurium, S. parathyphi, S. typhi, etc.)
Gatos, perros, pájaros, tortugas, etc.
Fiebre Q
Coxiella burnettii
Gatos, perros, conejos, pájaros, etc.
Tularemia
Francisella tularensis
Gatos, perros, ardillas, conejos, liebres, etc.
Infección por Hantavirus
Hantavirus
Animales de campo, pequeños roedores.
Carbunco
Bacillus anthracis
Animales domésticos silvestres y de zoológicos
Psitacosis
Chlamydia psittaci
Aves, gatos, perros, conejos, etc.
Toxoplasmosis
Toxoplasma gondii
Gatos y felinos salvajes, perros, conejos, etc.
Criptosporidiosis
Cryptosporidium parvum
Gatos
Leptospirosis
Leptospira interrogans
Ranas, sapos, perros, ardillas, roedores, etc.
Tiña zoonótica
Microsporum canis y Trichophyton mentagrophytes
Perros, gatos, etc.
Campilobacteriosis
Campylobacter (C. fetus, C. jejuni, y C. spp)
Gatos, perros, pájaros, etc.
Fiebre del Nilo Occidental
Virus Nilo occidental
Aves salvajes
Fiebre exantemática del Mediterráneo
Rickettsia conorii
Perros, conejos, y roedores
Sarna zoonótica(1)
Ácaros (Sarcoptes scabiei, Notoedres cati, Otodectes cynotis, etc.)(2)
Perros, gatos, conejos, hamsters,etc.
Enfermedad de Lyme
Borrelia burgdorferi
Animales sivestres
Fiebre Recurrente transmitida por garrapatas Borrelia recurrentis y Borrelia duttoni(3) Animales silvestres
Ehrlichiosis Ehrlichia spp Perros
Enfermedades transmitidas por mordeduras Streptococcus, Staphylococcus, Corynebacterium, Pasteurella, etc. Perros, gatos, conejos, pájaros, etc.
Yersiniosis Yersinia spp Roedores
Toxocariosis Toxocara canis y T.cati Perros y gatos
Giardiosis Giardia lamblia Transmisión fecaloral
Babesiosis Babesia spp Picadura
Anquilostomiosis Ancylostoma spp Perros y gatos (heces de)
Enfermedad de Newcastle Virus de la enfermedad de Newcastle Pájaros y aves de pajarera
(1) Afecta únicamente a los animales de compañía; las especies de ácaros que producen la sarna humana son diferentes de las que afectan a los animales.
(2) No incluidos en la lista de agentes biológicos RD 664/1997.
(3) No se ha localizado el reservorio animal; se transmite al hombre por picadura directa.

Tabla 3. Principales zoonosis ligadas a los animales de compañía

Las principales vías de exposición y de entrada en el organismo de los agentes biológicos pueden ser: inhalación de bioaerosoles, absorción a través de la piel y de las mucosas, penetración a través de heridas, ingestión (consecuencia de hábitos higiénicos deficientes), mordeduras, arañazos y, de forma accidental, por pinchazos o cortes con materiales cortopunzantes. En el caso de mordeduras y/o arañazos, muy frecuentes en esta actividad, pueden resultar graves cuando se trabaja con animales no vacunados, abandonados o silvestres.

Entre los efectos derivados de la exposición a agentes biológicos en profesionales que trabajan con animales destacan las dermatitis de contacto y las reacciones alérgicas, producidas por la exposición a alergenos procedentes de la saliva, pelo, plumas, descamaciones cutáneas y otros tejidos animales, que pueden ocasionar básicamente enfermedades alérgicas respiratorias. Sin embargo, el efecto más importante es la posibilidad de contraer una zoonosis (véase tabla 2).

Los métodos de prevención de la lucha contra las zoonosis son limitados, precisamente por tratarse de enfermedades transmisibles al ser humano y que son capaces de producir epidemias. Debe tenerse en cuenta, además, que pueden afectar tanto a los trabajadores como a la población en general.

Igual que ocurre con la mayoría de enfermedades profesionales, la investigación de los casos en los que se pretende atribuir las zoonosis al riesgo profesional no siempre es fácil. En este caso, además, la enfermedad profesional no difiere clínicamente de la misma enfermedad contraída en otras condiciones, como por ejemplo comiendo, bebiendo, practicando deporte, etc.

Todas las zoonosis pueden ser enfermedades de origen profesional. Algunas de éstas figuran en el epígrafe D: Enfermedades infecciosas o parasitarias transmitidas al hombre por los animales, apartado 3, del vigente Cuadro de Enfermedades Profesionales, establecido por el Real Decreto 1995/1978 del 12 de Mayo.

Medidas preventivas para evitar zoonosis

Las infecciones humanas que resultan del contacto con animales están directamente relacionadas con la salud de aquéllos. Por este motivo, las medidas preventivas deben encaminarse, por un lado, a prevenir accidentes de trabajo tales como mordeduras y arañazos y, por otro, a evitar la exposición a agentes biológicos que puedan afectar a los animales o que puedan contener sus fluidos biológicos.

En muchas ocasiones, la propia actividad desarrollada en estos centros hace difícil evitar la exposición a agentes biológicos, por lo que es importante que el plan de medidas preventivas incluya disponer de procedimientos de trabajo, materiales adecuados y medidas de prevención específicas.

En cualquier caso, la prevención de la exposición a estos agentes biológicos requiere una fase previa de identificación de peligros, diagnóstico y valoración de los riesgos en las diferentes tareas.

La identificación del riesgo biológico tiene que realizarse considerando el tipo de animales con los que se trabaja y las enfermedades transmisibles propias, las tareas y situaciones de trabajo que implican el contacto potencial con los reservorios y fuentes de contagio.

La valoración del riesgo debe tener en cuenta la frecuencia de las tareas y las situaciones identificadas como potencialmente de riesgo, es decir el control de los agentes biológicos en los animales y en el entorno de trabajo, complementado con medidas de vigilancia de la salud de los trabajadores e información a los mismos.

La mejor manera de eliminar el riesgo de contraer infecciones zoonóticas de origen profesional consiste en suprimir reservorios y vectores. Sin embargo, es difícil de alcanzar o en determinadas ocasiones imposible, por lo que deben adoptarse un conjunto de medidas de carácter preventivo.

Las medidas de protección de tipo físico son aquéllas destinadas a evitar el contacto con los agentes, sobre la base de confinamiento (cabinas de seguridad biológica) y a barreras frente al contacto dérmico o mucosas (guantes, pantallas faciales, gafas) y respiratorio (máscaras y mascarillas con filtros); algunos autores incluyen dentro de este tipo de medidas la utilización de medios físicos para desinfección y esterilización, como son el calor, las radiaciones ultravioleta y las radiaciones ionizantes. Las medidas de prevención de tipo químico hacen referencia a la utilización de desinfectantes y esterilizantes químicos, mientras que las medidas de tipo biológico contemplan la vacunación o inmunización activa.

Algunas acciones recomendadas para prevenir el riesgo de exposición a agentes biológicos son las siguientes:

  1. Identificar los animales susceptibles, si es posible.
  2. Reducir la exposición de los trabajadores.
    • Aplicación de las precauciones estándar en la manipulación de sangre u otros fluidos biológicos.
    • Utilización correcta de elementos cortopunzantes.
    • Aislamiento de animales enfermos.
    • Control de áreas que puedan ser fuente de infección.
    • Adecuada gestión de residuos biológicos.
    • Limpieza, desinfección y esterilización de instrumentos e instalaciones.
  3. Utilización de equipos de protección individual.
Guantes De uso general, impermeables a muestras biológicas (sangre, orina, etc.)
Protección ocular (gafas, viseras, pantallas, …) Frente a salpicaduras de sangre o líquidos corporales a la mucosa ocular o cara
Protección frente a aerosoles.
Mascarillas, máscaras Protección frente a salpicaduras de sangre u otros fluidos corporales a las mucosas oral, nasal y conjuntiva.
De uso general.
Utilización de batas Ropa suplementaria frente a grandes salpicaduras de sangre o líquidos orgánicos.
Delantales o mandiles impermeables Delantales impermeables en circunstancias especiales.
Calzados y polainas Protección frente a salpicaduras de sangre o líquidos orgánicos.

Tabla 4. Clasificación de los EPI frente a distintos tipos de exposición

Vía respiratoria Mascarillas, máscaras
Cabeza, cara y ojos Gafas, pantallas y capuces
Manos y brazos Guantes y manguitos
Tronco y abdomen Mandiles
Pies y piernas Calzado y polainas
Protección total del cuerpo Ropa de protección

Tabla 5. Clasificación de los EPI según la parte del cuerpo que protegen.

Guantes de protección.
Protección respiratoria.
Protección ocular.
Ropa de protección.
Estas prendas deberán de ser de materiales que permitan una fácil limpieza y desinfección después de su uso o bien ser desechables.
  1. Vigilancia de la salud.
    • Vacunación.
  2. Cubrir las lesiones de las manos con apósitos impermeables.
  3. Lavado de manos con antiséptico. La utilización de guantes no debe sustituir el lavado de las manos.
  4. Lavado adecuado de la ropa de protección.
  5. Formación e información suficiente y adecuada.
  6. Procedimientos correctos de gestión del riesgo biológico como por ejemplo: registros de actividades, incidencias, eliminación de residuos, etc.

 

UPRL.SeguridadHigiene@unizar.es

 

decorativo decorativo
decorativo
©2017 Vicegerencia de Recursos Humanos
©2017 Universidad de Zaragoza (Pedro Cerbuna 12, 50009 ZARAGOZA-ESPAÑA | Tfno. información: (34) 976-761000)
decorativo